Top Ad 728x90

lunes, 8 de mayo de 2017

, , , , ,

Diferentes tipos de marchas patológicas / Rehabilitación de la marcha

El patrón de la forma como una persona camina se denomina marcha. Muchos de los diferentes tipos de anomalías de la marcha ocurren sin el control de la persona. La mayoría, pero no todos, se deben a alguna afección física.



Algunas anomalías de la marcha se conocen por su nombre:

Marcha festinante: una postura rígida y encorvada con la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante.

Marcha en tijeras: piernas ligeramente flexionadas a la altura de las caderas y las rodillas, como acuclillarse, con las rodillas y las piernas golpeándose o cruzándose en movimiento similar a tijeras.

Marcha espástica: caminar rígido con pies en arrastre causado por la contracción muscular prolongada en un lado.

Marcha en estepaje: caída del pie que cuelga con los dedos apuntando hacia abajo y provocando que estos raspen el piso al caminar, lo cual requiere que la persona levante la pierna más alto de lo normal al caminar.

Marcha de pato: caminar similar a un pato que puede presentarse en la niñez o posteriormente en la vida.

Diferentes tipos de marchas patológicas / Rehabilitación  de la marcha

Trastornos de la Marcha

El movimiento del cuerpo usualmente es simétrico. El largo del paso, cadencia, movimiento del tronco, tobillo, rodilla, cadera y pelvis son iguales para ambos lados del cuerpo.

Al haber alteración en esta simetría se presentan los trastornos de la marcha:

Síntomas de pseudoclaudicación:  Dolor, debilidad, parestesias durante la marcha que se alivian al sentarse, pueden ser causados por una estenosis espinal, o neuropatía diabética.

Dificultades en el inicio de la marcha: Puede representar evidencia de la enfermedad de parkinson o de una enfermedad subcortical frontal, en el caso del parkinson la bradiquinesia y la rigidez aumentan con la edad una vez iniciada la marcha los pasos son continuos con una pequeña variante en el tiempo del paso.

Caída del pie (footdrop):  Secundario a la debilidad del músculo tibial anterior o a la flexión reducida de rodilla.

Inestabilidad de tronco:  Puede ser causada por alteraciones cerebelosas, subcorticales y de los ganglios basales.  En la marcha hemiparética el tronco es inclinado hacia el lado más fuerte para así poder levantar la pelvis contralateral permitiendo a la extremidad con espasticidad levantarse.

Desviaciones de recorrido: Son indicadores fuertes de los déficits de control motor. La  base amplia de sustentación por alteraciones cerebelosas y cambios en el largo de los pasos,  sugiere alteraciones frontales o subcorticales.

Marcha del anciano o "marcha sentado": Se caracteriza por la postura, esta es proyección anterior cefálica (de la cabeza), antepulsión de hombros, cifosis dorsal, antepulsión de pelvis y genu flexum, todo esto consecuencia del sedentarismo asociado a la vejez.

    





Top Ad 728x90