Top Ad 728x90

martes, 7 de marzo de 2017

, , , , , ,

Esguince de Rodilla / Recomendaciones en casa

¿Qué es un esguince de rodilla? Un esguince de rodilla ocurre cuando uno o más ligamentos de su rodilla se estiran o desgarran súbitamente. Los ligamentos son tejidos cuya función es mantener unidos los huesos. Los ligamentos sostienen la rodilla y mantienen alineados los huesos y la articulación. Ellos ayudan a que usted pueda caminar, doblarse y girar. Hay 4 ligamentos que ayudan a sostener la rodilla. Pregúntele a su médico cuál de estos ligamentos sufrió el esguince. Los esguinces de ligamentos son frecuentes durante ejercicios o práctica de deportes. El tratamiento y el tiempo de recuperación dependen del tipo y la causa del esguince en su rodilla.


Esguince de Rodilla / Recomendaciones en casa
Grados de un esguince

Esguince de Rodilla / Recomendaciones en casa

¿Cómo se trata un esguince de rodilla?

El tratamiento consiste en controlar primero el dolor y la inflamación y luego comenzar con la rehabilitación. En la rehabilitación se incluyen los ejercicios de fisioterapia. Estos ejercicios pueden hacerse durante un cierto número de semanas o meses, para ayudar a que usted pueda regresar a sus actividades y deportes acostumbrados. Su plan de tratamiento puede incluir uno o más de los siguientes:

Descanso: La parte más importante en el tratamiento de una lesión de rodilla es descansar la rodilla. Lo más probable es que le sugieran que no apoye peso en su rodilla. Esto quiere decir que no debe caminar sobre su rodilla lesionada. El descanso ayuda a disminuir la inflamación y permite que la lesión sane. Cuando el dolor disminuye, comience entonces con movimientos normales pero lentos. 

Hielo: El hielo provoca que los vasos sanguíneos se estrechen lo que ayuda a disminuir la inflamación, el dolor, y el enrojecimiento. Coloque hielo triturado en una bolsa de plástico o use una bolsa de maíz o arbejas congeladas. Cúbrala con una toalla. Coloque la bolsa sobre su rodilla por 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces al día. Hágalo por 2 o 3 días o hasta que desaparezca el dolor. No duerma sobre la bolsa de hielo porque podría quemarse la piel.

Compresa: Es probable que necesite usar una venda elástica. La venda elástica ayuda a evitar que su rodilla lesionada se mueva demasiado mientras sana. Usted puede también aflojar o ajustar la venda elástica para que le quede cómoda. La compresa debe sentirse lo suficientemente ajustada para que sirva de apoyo, vuelva a colocarla una vez al día. 

Eleve la rodilla: Acuéstese y eleve su rodilla a un nivel por encima del nivel de su corazón para ayudar a disminuir la inflamación. 

Muletas: A usted pueden ordenarle muletas para que las use hasta que pueda ponerse de pie apoyándose sobre su rodilla lesionada sin sentir dolor.

Calor: Después de 2 o 3 días, usted puede usar calor para tratar de disminuir el dolor y la rigidez en la rodilla. Use una bolsa con agua caliente, un cojín eléctrico o una compresa caliente y húmeda. Para hacer una compresa, empape con agua caliente una toallita limpia. Exprima el exceso de agua y coloque la toallita sobre su rodilla durante 15 a 20 minutos, 3 a 4 veces diarias.

Ejercicios de rehabilitación:

Su médico puede ordenarle que asista a sesiones de fisioterapia. Un fisioterapeuta puede hacerle tratamientos y ejercicios para ayudar a que su rodilla se recupere y pueda moverse mejor. Su médico o un fisioterapeuta, puede enseñarle unos ejercicios para que usted los haga en su casa. Es posible que le ordenen hacer estos ejercicios una vez que el dolor y la inflamación hayan disminuido. Los ejercicios son importantes para evitar la rigidez, disminuir la inflamación y para ayudar a que regresen los movimientos normales de su rodilla. Es posible que le ordenen hacer estos ejercicios 2 o 3 veces al día.

Mientras su rodilla continúa mejorando, usted aprenderá nuevos ejercicios para fortalecer y estirar su rodilla. Para fortalecer los músculos que rodean su rodilla, usted puede usar equipos que incluyen pesas, bicicletas estacionarias y bandas sinfín. Los músculos que rodean su rodilla son los que se encuentran en la pantorrilla, el muslo y el tobillo. Fortalecer estos músculos puede ayudar a sustentar y proteger su rodilla de más lesiones. Es muy importante seguir el plan de rehabilitación según lo sugieren los médicos para ayudarle a regresar a sus actividades usuales lo más pronto posible.
Recomendaciones de cuidados y ejercicios en casa en los siguientes vídeos:








Top Ad 728x90