Top Ad 728x90

sábado, 29 de octubre de 2016

, , , , , ,

Por que es Importante estimular La Propiocepcion ?

La propiocepción es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, es la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio, sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso central y la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento.

¿Por Qué Trabajar la Propiocepción?

Para trabajar el Sistema Propioceptivo, la Fisioterapia cuenta con multitud de técnicas muy simples pero muy eficaces. Se trata de ejercicios sencillos, que tratan de someter a la parte lesiona a pequeñas dificultades progresivas: desequilibrios, ejercicios en superficies inestables o con ojos cerrados, etc. De esta manera reeducamos a nuestros receptores para que vuelvan a transmitir la información de manera correcta.

La sensibilidad propioceptiva es extraordinariamente importante en la vida de relación del ser humano. Esta información es muy precisa sobre los movimientos rápidos  y  contribuye a mantener el tono muscular,  desencadenando la mayor parte de los reflejos que mantienen el equilibrio.

En colaboración con la vista, la sensibilidad propioceptiva tiene vital importancia en la coordinación del movimiento: acción de músculos agonistas – antagonistas, sinérgicos y fijadores, de modo tal que la resultante final sea un desplazamiento del cuerpo, o de una extremidad, con las siguientes características:

  • Recorrido exacto, de modo que no falte ni sobre distancia, según el objetivo deseado.
  • Perfecta relación de trabajo entre músculos agonistas y antagonistas, ya que estos deben trabajar alternamente, por ejemplo, flexiones y extensiones.
  • Ausencia del temblor kinésico, síntoma inequívoco de inestabilidad articular, tanto al inicio del movimiento, como a su término.
  • Ejecución de la acción pedida, o deseada, sin descomponerla en sus movimientos simples. Por ejemplo, si se pide elevar el brazo al frente (flexión), y tomar un objeto, lo normal es ir levantando el segmento y al mismo tiempo la mano debe ir abriéndose, preparándose para la acción de aprehensión. Lo anormal es descomponer el gesto de modo que primero se efectúa una acción y cuando ella ha terminado, se hace la otra.
  • Efectuar las diferentes contracciones musculares, siguiendo un orden, de modo que no haya movimientos innecesarios, que perturben el resultado final.

Es importante trabajar la propiocepción en la recuperación de cualquier lesión músculo-esquelética (desde una pequeña lesión muscular hasta una fractura grave), tanto para conseguir una recuperación óptima como para prevenir futuras recaídas. Incluso en el mundo del deporte es recomendable incluir ejercicios de propiocepción en la rutina de entrenamiento como prevención de cierto tipo de lesiones articulares y musculares.

El niño con problemas en esta área puede
  • Agarrar objetos demasiado firme o débilmente
  • No percibir cambios posturales en su cuerpo
  • Ser torpe y romper juguetes
  • Buscar actividades en las que tenga que saltar, empujar, golpear, chocar o tirar
  • Rechinar sus dientes
  • Morder objetos no comestibles como juguetes
  • Parecer débil o que sus músculos son blanditos.

Por que es Importante estimular La Propiocepcion

Por que es Importante estimular La Propiocepcion

Por que es Importante estimular La Propiocepcion

Por que es Importante estimular La Propiocepcion

Por que es Importante estimular La Propiocepcion

Cuando las Terapista Ocupacionales evaluamos este sistema en un niño buscamos detectar si el niño presenta los siguientes signos:
  • Falta de fluidez en las secuencias de movimiento
  • Tono muscular disminuido
  • Pobre graduación de la fuerza muscular.
  • Tendencia a “apoyarse” o empujar a sus cuidadores.
  • Utilización de estímulos propioceptivos para auto - organizarse








Top Ad 728x90