Top Ad 728x90

viernes, 5 de agosto de 2016

, , ,

Artrogriposis/ Fisioterapia en la etapa escolar y adolescencia

A esta edad, el niño con Artrogriposis puede seguir necesitando fisioterapia, terapia Ocupacional, material adaptado para la educación o logopedia para proseguir un proceso educativo. La preadolescencia es el periodo en el que los niños empiezan a ser mas independientes; las limitaciones de la movilidad y las contracturas continúan siendo un problema especial que influirá en las actividades de alimentación , vestido y aseo, etc.
El fisioterapeuta debe valorar qué tipo de ayuda técnica es necesaria para los objetivos educativos y cómo va aumentando la independencia.
Artrogriposis/ Fisioterapia en la etapa escolar y adolescencia

Artrogriposis/ Fisioterapia en la etapa escolar y adolescencia
Durante esta etapa, el niño con AMC es más responsable en su autocuidado y en los programas de ejercicios, ya que sabe cómo pueden incidir en su habilidad funcional. La familia también es mas consciente de que el niño necesita esta independencia, y la independencia le permitirá mayor relación con sus amistades.
Los adolescentes están al final de su crecimiento y a menudo pierden grados de extensión en las rodillas y las caderas. Esta pérdida de amplitud de movimiento puede provocar una regresión en su independencia. Si el adolescente no es consciente de que debe utilizar, por ejemplo, una splint nocturna o una posición que le ayude al estiramiento, puede empeorar su capacidad para la marcha. Los programas de estiramiento también debe incorporarse en su rutina diaria para promover la independencia. La cirugía ortopédica a veces es necesaria para mejorar la posición articular.
Muchos niños necesitan pequeñas ayudas técnicas y material adaptado para ser mas independientes en las actividades de alimentación, vestido o higiene. Otros suelen ir descubrimiento estrategias compensatorias para conseguir su independencia. En el aula, es básico que las sillas y mesas tengan la altura adecuada para evitar posturas anormales en sedestación.
Si el niño anda con ortesis altas, con una marcha poco funcional y con una limitación funcional en las manos, la capacidad para participar en las actividades sociales estará limitadas. Esto hace que muchos de ellos se planteen, junto con su familia, el desplazamiento en silla de ruedas eléctricas. Este sistema de movilidad permite que el niño se mueva en su entorno emocional de una forma más segura y con menos gasto energético; sin embargo, este medio de desplazamiento no debe reemplazar la posible deambulación.          

Top Ad 728x90