Top Ad 728x90

martes, 17 de mayo de 2016

, , , , , ,

El Quiste de Baker o Quiste Poplíteo (rodilla)

El Quiste de Baker o Quiste Poplíteo, es una acumulación de líquido articular, procedente de la cápsula articular. Este líquido sinovial lubrica la articulación de la rodilla a modo de bisagra. Su acumulación se produce al debilitarse la membrana sinovial que recubre la articulación, formando un quiste poplíteo detrás de la rodilla, en el llamado hueco poplíteo (comúnmente la llamamos “corva”). Cuando la presión se acumula, el líquido protruye hacia la parte posterior de la rodilla y puede llegar a ocasionar molestias.

¿Qué síntomas produce el Quiste de Baker?
Si es pequeño puede no causar ningún síntoma. Cuando el quiste es grande produce dolor e incomodidad al extender el paciente la rodilla. Es importante destacar algo, hay que diferenciar si el dolor se debe al quiste de Baker, o si es debido a un menisco roto, o a un problema de artrosis asociado con el quiste.


 ¿Cómo se trata el quiste de Baker?
Si el quiste no es doloroso, requiere sólo de observación y de tranquilizar al paciente mediante un diagnóstico preciso. Si causa sensación de peso, se puede aspirar con una inyectadora y colocar una pequeña dosis de esteroide, aunque en ocasiones puede reproducirse.

Si existe una patología intra-articular como una lesión de meniscos, debe de realizarse una artroscopia de rodilla. No se debe operar únicamente el quiste, porque el es la manifestación de un problema intra-articular, y si este problema no se trata, vuelve a aparecer el quiste.








Top Ad 728x90