Top Ad 728x90

lunes, 21 de septiembre de 2015

, , , ,

Como estimular el sentido del tacto en niños

EL SENTIDO DEL TACTO.
A pesar de que para la mayoría de las personas los sentidos del tacto, movimiento y posición del cuerpo son menos aparentes que los del oído y la visión, su ayuda es vital para nuestro funcionamiento en la vida diaria. Por ejemplo, el sentido del tacto (el sentido táctil) hace posible que una persona pueda encontrar una linterna dentro de un cajón cuando no hay electricidad y está en la oscuridad (estereognosia). La sensación táctil también proporciona un rol importante en la detección de peligro.

Como Estimularemos el Tacto

Como estimular el sentido del tacto en niños

Rellenar un recipiente grande con diferentes elementos: Arroz, porotos, arena, etc y poner juguetes en el interior que sean del interés de la niña o niño: autos, muñequitos, etc. con el objetivo que el menor los busque a través del tacto.

Utilizar temperas de diferentes colores y poner papel en el suelo, para que el menor pinte con los dedos.

Rellenar una tina grande con diferentes elementos: Porotos, arvejas, arroz, pelotitas , etc. luego dar baños al niño con estos elementos.

Como estimular el sentido del tacto en niños


jugar al tren de sensaciones: se vendan los ojos del niño y se somete a un baño de sensaciones: olores, ruidos y sabores. El niño deberá ir identificando de qué se trata cada uno .y expresar que siente con cada estímulo.

Someter al niño a diferentes texturas en el suelo: arena, pasto, cemento, baldosa, alfombra, y hacer que camine a pie descalzo. Luego, que camine con sus cuatro extremidades (a cuatro patas).

Someter al niño a baños de tina con mucha espuma.La madre debe proporcionar masajes, sumergir la cabeza del menor.

Someter al menor a baños de ducha los que deben ser progresivamente más masivo, en caso de que le molestara la presión del agua. Si su niño pareciera no sentir la presión del agua, la graduación deberá ser al revés.

Con plasticina esconder elementos pequeños como bolitas, lápices, etc. para que el menor los busque.

Como estimular el sentido del tacto en niños


Pintar la cara del niño con forma de algún animal. Luego realizar la imitación del animal tanto en sonido, como en gestos.

Someter al menor a juegos mecánicos, como un columpio.

Realizar túneles de diferentes tamaños para que el menor logre pasar por ellos.

Forrar al menor en una tira larga (puede utilizarse papel, manta). Envolverlo completamente. Luego ir desenrollándolo progresivamente.

Como estimular el sentido del tacto en niños



Sistema Táctil


Si el niño rechaza texturas ásperas:

Tocar al niño con texturas suaves, por ejemplo con una brocha de maquillaje, toallitas de papel tissue, algodón y esponja, en piernas y brazos, que son partes de menor sensibilidad.

Posteriormente tocar con el mismo tipo de objetos en partes corporales más sensibles , como manos, pies, abdomen, cuello y, finalmente, cara (la que se tocará desde sus porciones más laterales (frente, mentón, mejillas) a las más mediales (nariz, labios).

Como estimular el sentido del tacto en niños


Progresivamente cambiar las texturas a otras de mayor aspereza: cepillo de cerdas finas, de cerdas más gruesas, toalla, ropa de lana gruesa, guante de cáñamo.

Se comenzarán por las zonas del cuerpo en que el niño muestre mejor tolerancia al estímulo, para incorporar paulatinamente las zonas en que manifiesta mayor rechazo.

Estas actividades se pueden realizar durante el baño, mojando al niño vertiéndole agua con una ducha tipo teléfono, con un jarro, con la mano del adulto, restregándolo con la mano, con una esponja, con una toalla suave y delgada, con una toalla más gruesa.


Si el niño rechaza temperaturas frías:


Mojar al niño con un algodón o una esponja empapada en agua temperada, tocando su cuerpo desde las zonas de menor sensibilidad a las más sensibles.

Disminuir progresivamente la temperatura del agua (dentro de límites razonables).

Lavar las manos del niño con agua temperada, disminuyendo progresivamente la temperatura.

Lavar otras zonas del cuerpo, que presente más sensibles a la temperatura.


Si el niño rechaza la presión:


Tocar al niño con objetos de textura suave, como los mencionados anteriormente.

Acariciar al niño a través de caricias y besos suaves. Primero en las zonas en que tolere mejor y, una vez que logre una buena respuesta en éstas, integrar otras zonas.

Aumentar progresivamente la presión de las caricias.

Jugar con el niño a esconderse bajo sábanas y cortinas livianas.

Jugar con el niño a esconderse bajo géneros de mayor grosor, como cortinas gruesas, cubrecamas , frazadas.

Lanzar al niño cojines livianos, cuidando de no dirigirlos a las partes del cuerpo que tiene más sensible a la estimulación. Las que se incorporarán paulatinamente.

Hacer cosquillas al niño, primero muy suaves, posteriormente un poco mas intensas.

Jugar a “luchar” con el niño, primero sobre una superficie blanda y luego bajo cojines y colcho netas.

Realizar juegos que exijan contacto físico de cierta intensidad, como rondas que se estrechen cada vez más hasta terminar en un fuerte abrazo grupal.



La siguiente actividad se puede realizar con niños les gusta experimentar con diferentes texturas




Top Ad 728x90