Top Ad 728x90

viernes, 6 de febrero de 2015

, , , , , ,

Ejercicios terapéuticos piscina

fuente de propiedades curativas.

Se dice que el agua limpia y purifica. En términos más médicos el agua elimina inflamaciones e infecciones, ayuda a sanar de mejor y mas barata manera que muchos otros productos químicos avanzados.


En la hidroterapia o terapia física acuática los pacientes son gentilmente tratados con agua en diferentes modalidades y técnicas como lo son:

Lavados
Afusiones
Compresas y fomentos
Baños
Duchas
Chorros
Baños de remolino
Masaje subacuatico
Tanques
Piscina
Natación




Ejercicios terapéuticos piscina



La hidroterapia ha sido utilizada por décadas como parte de un tratamiento integral en el caso de diversas afecciones de salud, desde  casos  de artritis severa hasta terapias post quirúrgicas de rodilla o cadera.


Una gran labor de la hidroterapia la vemos en el  tratamiento de la fibromialgia, donde los síntomas o manifestaciones clínicas  incluyen molestias corporal generalizada, dolor, trastornos del sueño, fatiga, ansiedad,  son mejorados a gran escala con el uso terapéutico del agua.


En pacientes con limitación de movimiento ya sea por parálisis o por dolor, este tipo de terapia ayuda al paciente a mejorar su condición, al igual que en casos donde el músculo sufre de alguna lesión o enfermedad.


La inmersión del paciente en el agua colabora en la recuperación de múltiples condiciones.


Efectos fisiológicos


Con agua en temperaturas calientes:

Analgesia: Se da por elevación del umbral de sensibilidad de los receptores del dolor y disminución de la velocidad de conducción nerviosa, disminución de la contractura muscular y la liberación de encefalinas y endorfinas.

Aumento de la temperatura y la vasodilatación capilar: Si se hace una inmersión la temperatura de la piel se eleva  entre 0.5 y 3 grados C, produciendo un aumento de todas las funciones orgánicas por sobrecalentamiento.


Efecto sedante: Gracias a la acción del calor sobre las terminaciones nerviosas. Aplicaciones muy calientes y cortas puedan provocar insomnio y aplicaciones calientes prolongadas pueden provocar cansancio o fatiga.

Efecto antiespasmódico: Las aplicaciones cortas calientes aumentan el tono y mejoran el rendimiento muscular. Las apliucaciones de larga duración duración entre 36 y 38 grados C disminuyen el tono, combaten la contractura y la fatiga muscular.


Efectos sobre el tejido conjuntivo: Aumento de la elasticidad y disminución de la viscocidad.



Con agua en temperaturas frías:

Descenso de la temperatura local de la piel  y tejidos subyacentes.
Estimulación de los termoreceptores
Vasoconstricción cutánea
Disminución de la pérdida de calor
Prevención de edema por descenso de la permeabilidad
Retrasa el proceso de cicatrización en aplicaciones prolongadas.
Reduce la excitabilidad de las terminaciones nerviosas libres.
Aumenta el umbral del dolor (aumenta entonces la tolerancia al dolor)
Aumenta umbral de estimulación de los husos musculares
Aplicaciones frías de corta duración estimulan y aumentan el tono.



Indicaciones


La hidroterapia se indica en aquellos casos donde se requiera:

Analgesia
Antiinflamación
Vasodilatación
Relajación muscular
Efecto Antiespasmódico
Un medio de calentamiento para mejorar el ejercicio
Incrementar la movilidad articular
Aumento del flujo sanguíneo cutáneo
Debridamiento
Tratamiento de quemaduras y heridas
Estimulación del sistema vascular periférico



Contraindicaciones


Procesos infecciosos
Mal estado general
Insuficiencia coronaria
Insuficiencia orgánica grave
Insuficiencia circulatoria



Top Ad 728x90