Top Ad 728x90

lunes, 21 de julio de 2014

,

Autismo: Principios Educativos



  • Las personas con diagnóstico de autismo deben considerarse distintas en cuanto a grado y no a tipo con respecto a las personas con funcionamiento típico (sociedades democráticas vrs. totalitaristas)
  • No debe tratarse esta CONDICIÓN como una enfermedad, aún cuando la base la encontramos en un SNC diferente. 
  • Un ambiente promedio es el que mejor promueve un SN promedio, fue éste el que lo creó. 
  • Educadores especiales y psicólogos deben crear un sistema educativo en el que aquellos que se desvían de la media, logren un medio más favorable de aprendizaje, hasta el punto de brindar un ambiente apto para el aprendizaje.
  •  El ambiente educativo debe desviarse lo menos posible del ambiente regular o típico (familia, casa, otros)
  • Todo individuo “típico” aprende las 24 horas. Por lo tanto, debemos replicar dicha situación. 
  •  Nosotros debemos intervenir como profesionales, basados en la premisa de la necesidad de una guía y un ser objetivo que pueda generar una mejor adaptación a la variabilidad. 

¿Por qué debemos variar muy poco el ambiente de aprendizaje?



  • Para asegurarnos la generalización del aprendizaje y adaptación al ambiente real que genera independencia.
  • El ambiente promedio o típico es el que moldea o ha moldeado los sistemas típicos y es producto de años de convivencia en él.
  • No podemos excluirlos como clase aparte, más bien como un sistema diferente en grados de funcionamiento, no en tipo de ser viviente.  Confirmando la necesidad de un ambiente lo más regular posible. 
  • Usar un ambiente típico nos ayuda a empujar al máximo aprendizaje en términos de horas, días y personas que debemos involucrar.  Si asumimos un déficit central, entonces abordamos sólo una pieza…. Si asumimos un conjunto de conductas, entonces abordamos de forma más amplia….

Top Ad 728x90