Top Ad 728x90

lunes, 2 de junio de 2014

, , ,

¿QUE ES UNA LESIÓN MEDULAR?

La lesión de médula espinal o mielopatía, es una alteración de la médula espinal que puede provocar una pérdida de sensibilidad y/o de movilidad.







Las dos principales causas de lesión medular.


Traumas por accidente de coche, caídas, disparos, rotura de disco intervertebral, etc.

Enfermedades como la poliomielitis, la espina bífida, tumores primarios o metastásicos, la ataxia de Friedreich, osteítis hipertrófica de la columna, etc.

Es importante señalar que la médula espinal no tiene que ser seccionada completamente para sufrir una pérdida de función. De hecho la mayoría de médulas espinales, permanecen intactas tras una lesión de médula espinal. La lesión medular no siempre guarda relación con una lesión de espalda o de cuello como pueden ser roturas de discos, estenosis de la columna, etc. Es posible lesionarse el cuello o la espalda y que la médula espinal no sufra ningún daño.

Los efectos de una lesión de la médula espinal varían de acuerdo con el tipo y con el nivel de la lesión y se pueden dividir en dos tipos:


En una lesión completa. En la que no hay funcionalidad por debajo del nivel de la lesión. Los movimientos voluntarios así como la sensibilidad no son posibles. Las lesiones completas son siempre bilaterales, es decir, ambos lados del cuerpo se ven afectados del mismo modo.

Una persona con una lesión incompleta. Puede tener algo de sensibilidad por debajo del nivel de la lesión. Las lesiones incompletas son variables, una persona con este tipo de lesión pueden ser capaces de mover más un miembro que otro, pueden sentir partes del cuerpo que no pueden mover o quizás pueden tener mas funcionalidad en una parte del cuerpo que en otras.

Aparte de la pérdida de sensibilidad y de la función motora, los individuos con lesión de médula espinal suelen experimentar otros cambios.

Pueden presentar mal funcionamiento de la vejiga y los intestinos. Las funciones sexuales frecuentemente también se ven afectadas y, en el caso de la eyaculación, el hombre normalmente se ve disminuido en sus capacidades normales.

Las lesiones producidas en un nivel muy alto de la espinal dorsal (C1-C2) suelen dar como resultado la pérdida de muchos movimientos involuntarios, como la respiración, lo que lleva al enfermo a necesitar respiradores mecánicos. Otros efectos pueden incluir la incapacidad de regulación del ritmo cardiaco (y por tanto la presión sanguínea), la reducción del control de la temperatura del cuerpo, la imposibilidad de sudar por debajo del nivel de la lesión así como dolor crónico o incontinencia. La terapia física así como el uso de instrumentos ortopédicos (p. e., sillas de ruedas) son habitualmente necesarios, dependiendo del la localización de la lesión.

C3 y superiores: Pérdida de la función del diafragma y necesidad de un ventilador mecánico para respirar. Esta si la lesión es completa.

C4: Puede retener algún control sobre bíceps y hombros, pero débilmente.




Tratamiento.


El tratamiento para lesiones traumáticas de médula espinal consiste en suministrar altas dosis de metilprednisolona, si la lesión se ha producido en las 8 horas anteriores.

La investigación médica muestra que el uso de células madre puede tener el potencial para curar la parálisis causada por la lesión medular en un futuro.

Pero lo cierto es que una vez provocada la parálisis, hoy por hoy, el paciente requerirá una valoración de su grado de dependencia y un buen plan de cuidados diseñados por un equipo multidisciplinar, compuesto por las siguientes disciplinas:

· Enfermería

· Fisioterapia

· Rehabilitación médica

· Traumatología

· Terapia ocupacional

· Psicología

· Trabajo social



Objetivos del tratamiento fisioterapéutico.



• Relajar al paciente

• Fortalecimiento de los músculos debilitados

• Normalizar el rango de movimiento articular

• Fortalecer el tronco

• Aumentar el tono extensor de los músculos del tronco y cuello

• Recuperar el movimiento de los miembros inferiores

• Disminuir la rigidez en columna toracicalumbar

• Estabilizar la cintura escapular en región anteroposterior derecho

• Estabilizar los músculos isquiotibiales y flexores de la cadera.

• Lograr la independencia del paciente en sus actividades de la vida diaria logrando al máximo sus capacidades residuales.



Plan de tratamiento.


· Masaje superficial

· Ejercicios respiratorios para fortalecer el diafragma

· Rutina de ejercicios para recuperar el movimiento de la pelvis

· Ejercicios pasivos para el movimiento de los miembros superiores.

· Enseñar al paciente traslado.


Top Ad 728x90