Top Ad 728x90

sábado, 3 de mayo de 2014

, ,

TRAUMATISMO CRANEOENCEFALICO.




Definición:

El TCE puede definirse como cualquier lesión física o deterioro funcional de contenido craneal secundario a un intercambio brusco de energía mecánica. Esta definición incluye a todas aquellas causas externas que pudiesen causar conmoción, contusión, hemorragia o laceración del cerebro, cerebelo y tallo encefálico hasta el nivel vertebral de T1. La alteración de la función cerebral se define como uno de los siguientes



signos clínicos:

  • · Cualquier periodo de pérdida o disminución del nivel de conciencia.

  • · Pérdida de la memoria de eventos inmediatamente anteriores —amnesia retrógrada— o inmediatamente posteriores del traumatismo —amnesia anterógrada—

  • · Déficits neurológicos (astenia, pérdida del equilibrio, trastornos visuales, dispraxia paresia/plejía, pérdida sensitiva, afasia, etc.)

  • · Cualquier alteración del estado mental al momento del traumatismo (confusión, desorientación, pensamiento ralentizado, etc.)

  • · Otras evidencia de patología cerebral que pueden incluir evidencia visual, neurorradiológica, o confirmación del daño cerebral por pruebas de laboratorio.

Las fuerzas externas implicadas pueden ser del tipo:

  • · La cabeza es golpeada por un objeto.

  • · La cabeza golpea un objeto.

  • · El cerebro es sometido a un movimiento de aceleración o desaceleración sin un trauma directo sobre la cabeza.

  • · Un cuerpo extraño penetra el cráneo.

  • · Fuerzas generadas por una explosión.

  • · Otras fuerzas sin definir.




Causas de un traumatismo craneal

Una de las principales causas de traumatismo craneal son los accidentes de tráfico, sobre todo aquellos donde están involucrados motoristas sin casco o personas que no lleven los cinturones de seguridad puestos.

 




También suelen ser causa de traumatismo craneal los accidentes debidos a caídas o golpes, y se dan con mucha frecuencia en el medio doméstico; aunque también pueden producirse como consecuencia de accidentes relacionados con actividades deportivas.





Igualmente, entra dentro de los traumatismos craneales un problema llamado ‘síndrome del niño zarandeado’, que es cada vez más frecuente. En los niños menores de tres años el cerebro todavía no ocupa todo el espacio craneal y, al agitarlo bruscamente de adelante hacia atrás, el cerebro golpea las paredes interiores del cráneo causando lesiones graves. Es también una forma de maltrato físico infantil y una de las causas de muerte más habituales en los bebés maltratados.





Tipos de traumatismo craneal

Para evaluar la gravedad de un traumatismo en la cabeza se atenderán a dos tipos de clasificaciones. La primera se refiere al tipo de lesión, y la segunda tiene que ver con el nivel de conciencia que muestra el accidentado.
Según el tipo de lesión

  • · Traumatismo craneal cerrado: se produce cuando la cabeza ha sido golpeada por un objeto que no ha llegado a romper el cráneo. Son los más comunes y, aunque no parezca grave es necesaria la atención precoz. 

  • · Traumatismo craneal abierto: se origina al golpear la cabeza con un objeto duro que ha conseguido romper el cráneo y llega hasta el cerebro. Este tipo de lesión presenta más complicaciones y debe ser tratado con rapidez para evitar secuelas mayores. 


Según el nivel de conciencia de la víctima

  • · Traumatismo craneal leve: la pérdida de conciencia del accidentado es menor a 30 minutos y al despertar se muestra reactivo a los estímulos, contesta preguntas y se mueve. Es posible que tenga pequeños episodios de pérdida de memoria que con el tiempo irán remitiendo. La recuperación es prácticamente completa. 

  • · Traumatismo craneal moderado: la víctima, aunque está consciente, no responde correctamente a los estímulos. Tiene dificultades para hablar y mantenerse atento, parece adormecido y estuporoso. En algunos casos puede necesitar ingreso hospitalario e incluso intervención quirúrgica. Puede dejar secuelas como pérdidas de memoria puntuales, dificultades en la concentración y cefaleas. 

  • · Traumatismo craneal grave: el accidentado está en estado de coma, no responde a ningún estímulo y no se despierta. Es absolutamente necesaria la atención médica urgente. La recuperación es larga y difícil, y nunca completa



Síntomas de traumatismo y conmoción cerebral

Cuando un traumatismo craneal causa cambios en el funcionamiento del cerebro, apareciendo así diversos signos y síntomas de acuerdo con la gravedad de la lesión, se habla entonces de conmoción cerebral.
Los signos y síntomas de un traumatismo craneal pueden aparecer inmediatamente después del impacto, progresivamente o pueden tardar horas o días en manifestarse. Incluso cuando no se observa una lesión, es posible que aunque el cráneo esté intacto el cerebro haya sido afectado, existiendo así una conmoción cerebral.

Una conmoción cerebral tiene una serie de síntomas que pueden variar según la gravedad, y pueden durar desde unas horas hasta semanas. Según la gravedad se observan:

• Confusión mental, dificultad para pensar con claridad.
• Pérdida de memoria de los acontecimientos que rodean el momento del accidente.
• Somnolencia, duerme más de lo normal y tiene dificultad para despertarse.
• Pupilas desiguales, al observar los ojos se ve una de ellas más dilatada que otra.
• Alucinaciones, ve luces centelleantes.
• Dificultad al guardar el equilibrio, incluso impidiendo la deambulación.


¿Qué hacer ante un traumatismo craneal?

Los traumatismos craneales leves en principio no requieren ayuda médica inmediata ni ningún tratamiento especial. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los síntomas pueden aparecer posteriormente, por lo que se deben tomar ciertas medidas de precaución:

  • · Vigilar siempre a la víctima de un traumatismo craneal y no perderla de vista. 

  • · Que el afectado no realice acciones que puedan causar otra lesión adicional. 

  • · Que no lleve a cabo actividades que requieran mucha concentración, como la lectura, operaciones matemáticas u otro tipo de estimulación cerebral. 

  • · Evitar las luces centelleantes e intensas y los ruidos fuertes. 

Si se ha comprobado que el traumatismo craneal es moderado o grave y hay afectación cerebral, deben seguirse otros pasos más precisos:

  • · Llamar al número de emergencias de tu zona explicando con precisión la situación que ha producido el traumatismo craneal. 

  • · Si la víctima está inconsciente, revisar la respiración y, de ser preciso, aplicar maniobras de reanimación cardiopulmonar. 

  • · Si está inconsciente pero se ha comprobado que respira, se le debe tratar con especial cuidado, pues no se sabe si la columna ha sido afectada. Para ello se coloca a la víctima boca arriba con las manos a los lados de su cabeza para evitar que se mueva. 

  • · Si la víctima está inconsciente y vomita, girar la cabeza hacia un lado para prevenir el ahogamiento. 

  • · Si existe hemorragia intentar detenerla aplicando presión firme sobre la herida, con cuidado de no mover la cabeza y aplicando los cuidados precisos para la hemorragia. 

  • · Si se sospecha que pueda haber una fractura craneal, la herida no se presiona directamente ni se retiran los residuos que puedan haber quedado, sino que se cubre con un apósito estéril, gasa o paños limpios. 

  • · Poner compresas de hielo sobre las áreas inflamadas, con cuidado de no dejarlas más de cinco minutos seguidos. 


¿Qué no hacer en caso de traumatismo craneal?

Es importante también conocer aquellas actuaciones que debemos evitar o que no debemos llevar a cabo si nos encontramos ante un caso de traumatismo craneal:

  • · No abandonar a la víctima en ningún momento. 

  • · Si el accidentado lleva casco y se sospecha de un traumatismo grave, no debemos retirarlo. 

  • · La víctima no puede beber alcohol durante las 48 horas posteriores a haber sufrido un traumatismo craneal. 

  • · No se han de quitar los residuos u objetos que sobresalgan de una herida en la cabeza, pues se podría desencadenar una hemorragia. 

  • · No mover a la víctima, solo ha de hacerse en los casos en los que se ésta encuentre en situación de peligro adicional. 

  • · Si un niño se cae y se sospecha de traumatismo craneal, no debe levantarlo ni moverlo. 

  • · No lavar las heridas en la cabeza si se observa sangrado abundante, ya que podrían existir fracturas.



Rehabilitación


La rehabilitación debe iniciarse una vez superada la etapa aguda y en un Centro Específico, donde exista un equipo multidisciplinar dirigido por un médico rehabilitador y que tenga los siguientes profesionales:
  • · Fisioterapeuta. 
  • · Terapeuta ocupacional. 
  • · Neuropsicólogo. 
  • · Logopeda 
  • · Trabajador social. 
  • · Otros profesionales dependiendo de las circunstancias: psiquiatras, personal de enfermería, neurólogos, etc. 
Los objetivos a perseguir son la autonomía física, funcional, cognitiva y emotiva. Hay que preparar al afectado para la vuelta a casa y aumentar en gran medida sus posibilidades de reinserción social.




CASO CLINICO: 

Paciente femenina con secuelas de un trauma de cráneo. Paciente femenina que presenta una tetrahipertonia especialmente acentuada en el hemicuerpo izquierdo. El musculo trapecio, toda la cadena flexora del brazo izquierdo y la musculatura izquiocrural se encuentran con un tono moderadamente aumentado. El musculo tríceps sural y el tendón de Aquiles presentan un tono severamente aumentados y un acortamiento sustancial. El hemicuerpo derecho muestra una mayor disposición de reacción. El musculo tríceps sural tiene un tono postural ligeramente aumentado. La hiperactividad del hemicuerpo derecho también puede estar causada por transtornos neurofisiológicos. Conservando ampliamente la sensibilidad se aprecia, sin embargo, un transtorno de atención y fenómeno de exitacion en el hemicuerpo izquierdo. Estimulando simultáneamente ambas piernas no hay respuesta motora de la pierna izquierda también se manifiestan problemas de memoria, de orientación espacial, de apraxia y gnosia. 


OBJETIVOS DE TERAPIA FISICA: 

- Relajar al paciente.
- Disminuir el tono muscular moderadamente alto a nivel del hemicuerpo izquierdo.
- Aumentar la amplitud articular en hemicuerpo izquierdo.
- Evitar contracturas en miembro superior e inferior del hemicuerpo izquierdo
- Mejorar las habilidades funcionales y el control motor.


TRATAMIENTO DE TERAPIA FISICA: 

-ejercicios respiratorios.
-Masaje manual en miembro superior e inferior izquierdo para relajar los musculos y disminuir la tensión articular.
- Compresas calientes para relajar los musculos y disminuir el dolor debido al tono moderadamente alto a nivel del brazo del M.S I, musculos isquiocrurales (semitendinoso/semimembranoso), tríceps sural(pantorrilla) abarcando el tendón de Aquiles del M.I.I.
- Hidroterapia.
-Electroestimulacion.
- Movilizaciones pasivas en M.S.I Y M.I.I.
-Bobath


OBJETIVOS DE TERAPIA OCUPACIONAL:

-Relajar al paciente.
-Motivar al paciente.
-participacion de la familia sobre la adecuación de su entorno.
-Identificacion de las actividades funcionales que el paciente puede y no puede llevar a cabo indicando las dificultades existentes.
-Reintegrar al paciente a las AVD.
-Recuperacion del área cognitiva.
-Proporcionar orientación espacial al paciente.
-Reducir los problemas de memoria en el paciente
-Fomentar la independencia en las AVD.

TRATAMIENTO DE TERAPIA OCUPACIONAL: 

-Ejercicios respiratorios.
-Reconocimiento de los objetos por medio de letreros en su casa.
-Reconocimiento de objetos familiares (fotos) o oartes de su cuerpo.
-Reconocimentos de formas que antes conocía como relojes, cubos , cucharas etc.
-Sentido de la posición.
-Emsamble de figuras.
-Arco compuesto.
-Facilitacion de actividades de coordinación con propósito como abrocharse un botón.


Top Ad 728x90